LAS PALABRAS ESCONDIDAS

Oye hermano, no te extrañe que algún día te escondan las palabras, que te prohiban recordar... porque para liquidar a las naciones, lo primero que se hace es quitarles la memoria. Se destruyen sus libros, su cultura su historia. Y luego viene alguien y les escribe otros libros, les da otra cultura y les inventa otra historia.

Entonces la nación comienza lentamente a olvidar lo que es y lo que ha sido y el mundo circundante lo olvida aún mucho antes.

- ¿Y el idioma?
- ¿Para qué nos lo iban a quitar?

- Se convierte en un mero folklore que muere, al cabo de un tiempo, de muerte natural. Y así un invasor tras otro.

¿Será cierta la tesis de Kundera cuando dice que la lucha del hombre contra el poder es la lucha de la memoria contra el olvido?

Hay sabios que saben todo y que ya no pueden decir nada: Es muy peligroso cuando hablan, porque dicen puras verdades.

Total una vida sin reflexión y amor al trabajo no merece vivirse.

miércoles, 14 de mayo de 2014

DICHOS LATINOS, ANALISIS, 1855 AÑO. CXXII

EL FILÓSOFO, DE LA  CALLE UNGA
 

Arbor bona
fructus bonos facit, mala vero nunquam bonos.
De
buene vid planta tu viña, y de buena madre tus hijos.
O lo que es lo mismo, “A puro
fonte defluit aqua pura”. De buena fuente buena corriente.

FILOSOFANDO POR UNGA,  Francisco Flores Aguirre
Yo salí de mi tierra


“Yo salí de mi tierra, hará tantos años, para ir a servir a Dios.  Desde que salí de mi tierra me gustan los recuerdos”.  Alfonso Reyes.
 
Lo que aquí les cuento en primera persona, no es por el simple “yo”.  Pueden ser las experiencias suyas.
 
Yo soy pájaro de campo –dicen los cantadores-  porque no conozco el alpiste.  No soy pájaro de vuelo de gallina. 
 
Es una mala experiencia vivir temiéndole a todo.  Las Águilas vuelan solas,  los pendejos y los miedosos en bolas.
 
Yo vengo de muy abajo y de muy arriba,  empero arriba no estoy.  Si alguna vez he propiciado el arte y mis sonidos culturales en algunos sonudos patrones panzones,  nunca me han amordazado.
 
Tal vez, nadie ha rodado como yo en tantos caminos.  Contemplé tanta pobreza, que yo vi con tristeza, que Dios por aquí no pasó.
 
Yo soy Pancho Flores el UNGA,  siempre he vivido en este SER.  Vengo de donde se oye el agudo silbato de una mina,  de antigua raíz minera Santa Bárbara, Magistral del Oro Durango y de las fuentes milenarias y añejas de Indé, Flores, Aguirre y Carvajal.
 
En esta tierra es más importante que un ángel o un león el que nadie escupa sangre para que otro viva mejor. Qué lástima mi noble y viejo minero que siendo tan rica tu tierra, te pudras en un agujero.
 
Color de sangre minera tiene el oro del patrón y de las princesas y de los príncipes y de las reinas,  

                 y de algunos empresarios de hoy, los cuales no saben que la propiedad privada es una hipoteca social.
 
Y me da pena decirlo,  muchas sandalias he calzado, pero por aquí no ha pasado Dios.
 
En este momento hay un niño en la calle que busca un doctor para aliviar su dolor ancestral

               que no han quitado ni los frijoles ni las sopas aguadas.
 
En este instante muere uno niño en la calle mientras en otra se como lonche de caviar.
 
Cerca de tu casa está un niño trabajando 20 horas diarias y le pagas –tronándole los dedos- 

                cinco centavos para que se largue a la calle.
 
En los hogares de esta ciudad, viven muchos niños menores de un año, esperando un transplante de vida,

                porque su padre fue contratado por negociantes exitosos globalizadores, sin seguridad médica y sin seguridad social. 

               ¡Utopía es el salario familiar! 
 
En este momento hay muchos niños manoseados en su cuerpo por hombres y mujeres santificadas por el dinero

               y el poder.
 
Con esta cruda realidad,  ten cuidado de cualquier ser humano que no tiene compasión en su corazón.
 
Lástima que tengamos que ir a un lugar establecido para pedir perdón por los niños ofendidos, 

                 cuando el templo de Dios es portátil.
 
PROPUESTA:  Convierte tu casa en una Iglesia que se llame Comedor.

COROLARIO:   Parafraseando a  Saramago.  Primero, soy de Santa Bárbara y de Magistral del Oro Durango; 

                   segundo, soy chihuahuense.  Y sólo en tercer lugar, y cuando me da la gana, soy mexicano.

                  Yo sigo diciendo que a esta edad de 70 años, que sigo siendo el nieto de mis abuelos.
 
Total una vida sin reflexión, sin amor al trabajo y sin libertad, no vale la pena vivirse y desde luego salud y larga vida
.

                  Francisco Flores Aguirre.
Nos vemos en la siguiente entrega.
,


No hay comentarios:

Publicar un comentario